Destinos exóticos sin salir de Europa

Jul 9, 2021

A menudo, cuando pensamos en un destino exótico, diferente y desconocido, inmediatamente pensamos en que debe ser un destino lejano más allá de las fronteras de nuestro viejo continente europeo, pero Europa tiene tal diversidad que aún esconde muchos tesoros esperando a ser descubiertos por viajeros curiosos.

Destinos para los viajeros que desean alejarse de los típicos lugares turísticos, dispuestos a explorar la desconocida y maravillosa Europa.

Bosnia y Herzegovina

Bosnia, llamada la Perla de los Balcanes, sigue trayéndonos ecos de una guerra cruenta con la que despertamos toda una generación… con imágenes en los telediarios que no son fáciles de borrar. Pero Bosnia ha superado su pasado, y se acerca a los 30 años como país independiente mientras sigue escondiendo hermosos lugares que nos sorprenderán.

Empezando por su capital, Sarajevo, una de las ciudades más fascinantes de Europa, que ha formado parte de momentos claves de la historia. Aquí estalló para empezar la 1ª Guerra Mundial.

Sarajevo se define a sí misma como el lugar donde el Este se encuentra con el Oeste. Mezcla de religiones, etnias, tradiciones que la convierten en un lugar peculiar, ni completamente de Europa occidental ni de Europa oriental, dos mundos que justo chocaron en este punto. Y aún todavía parece seguir sin pertenecer a ninguna de las dos Europas, porque Sarajevo es una encrucijada de estos dos mundos, y tiene su propia esencia.  Allí, en pocos metros de distancia a pie, conviven  la catedral católica, la catedral ortodoxa, la mezquita y la sinagoga.

Tras Sarajevo, otro nombre de ciudad resuena en nuestra conciencia, Mostar y su viejo puente otomano colgando sobre las aguas turquesas del río Neretva. escenario de la cruel guerra y el famoso puente, construido en el siglo XVI, fue destruido el 9 de noviembre de 1993, por fortuna hoy reconstruido gracias a la colaboración de la Unesco. A cada lado del puente hoy unas piedras rezan “No olvides 1993”

Pero más allá de sus pintorescas ciudades, su cultura e historia, BiH tiene una maravillosa naturaleza que regala estampas como la de las cascadas de Kravica, con sus de 25 metros de altura tiene un cierto aire mágico, de leyenda… cuando el río Trebižat se precipita sobre aguas de color turquesa formando  un amplio arco de 25 m de largo, podemos visitarla desde Mostar.

Y después de Kravica cabe destacar uno de los cañones más largos y profundos del mundo, el Cañón de Tara, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, Los últimos tramos del cañón forman la frontera natural entre Bosnia y Herzegovina y Montenegro.

El río Tara atraviesa el cañón y es un destino popular para el rafting en los meses de verano. Con aguas cristalinas y azules, bosques densos hasta el borde del agua, acantilados escarpados y cascadas para ver a lo largo del descenso.

Isla de Hvar, Croacia

Con más de 1200 islas e islotes, es difícil elegir una sola… pero Hvar es una isla hermosa, a la que se llega fácilmente en barco desde la ciudad de Split en menos de 1h.

La isla de Hvar está cubierta por espesos bosques de pinos, olivos y cipreses, y bordeada por deslumbrantes calas de color esmeralda.  Y una peculiaridad…sus campos de lavanda que llenan de color y aroma los meses de junio y julio, y por lo que se la conoce también como la Isla Lavanda.

La joya histórica es Hvar Grad, una ciudad medieval que fue un importante puerto del Reino de Venecia, y conserva sus aires venecianos, de palacios góticos, calles peatonales adoquinadas en mármol, y callejuelas donde perderse para encontrarse con restaurantes para probar las delicias croatas, y encantadoras tiendas de recuerdos. La ciudad, está dominada por una fortaleza española sobre un cerro desde el que se disfruta de unas magníficas vistas sobre la villa y el mar.

Hvar además se encuentra rodeada además por numerosos islotes deshabitados: el archipiélago de las Pakleni o Islas de la Resina, conocidas como Islas Diabólicas … y es que cuenta una leyenda que allí vivía la ninfa Dahmar, cuyos amoríos con el dios del Mar,  Poseidón, provocaban los celos de un enamorado Zeus, Un día Zeus encontró a la pareja amándose, el susto provocó que Poseidón  derramara su semilla por el mar formando  estas islas maravillosas.

¿Hace falta algo más?

Transilvania, Rumania

Rumanía resuena a tierras de leyenda, pueblos oscuros que viven bajo la amenaza de los vampiros, a la sombra de sombríos castillos… y personajes desconfiados… y podemos decir que sí, que todo es leyenda.

La leyenda de un rey que es héroe para los rumanos al librarles del yugo Otomano,  el príncipe Valaquio Vlad Tepes, del siglo XV,  que fue la inspiración del Drácula de Bram Stoker, y una región de leyenda como Transilvania que evoca terror por culpa de las películas de Hollywood.

La realidad del viajero en Transilvania es la de una tierra luminosa y llena de vida, rumanos hospitalarios y alegres, que viven en pueblos coloridos, y en castillos que parecen más sacados de cuento de Disney que de películas de terror… Bueno salvo si se viaja en el duro invierno, bajo una ventisca de nevada con los páramos desnudos de vegetación.

Transilvania significa en latín la tierra más allá del bosque, Unos bosques que invadían los Cárpatos, y donde encontraremos algunas de las ciudades medievales mejor conservadas de Europa, como son  Brasov, con arquitectura antigua sajona y ruinas de ciudadela, y muy cerca de la cual encontraremos el Castillo de Bran, una estructura gótica de cuento de hadas y que se asocia al príncipe Vlad Tepes y por lo que le llaman el castillo de Drácula.

Sibiu, fundadas durante el siglo XII por los llamados Sajones, con sus calles adoquinadas y casas de colores pastel, y un puente también de leyenda… El Puente de los Mentirosos se construyó en el siglo XVII en madera, aunque en el siglo XIX cambiaron la madera por hierro fundido, convirtiéndose de esta manera en el primer puente de Rumania realizado en hieroo. Dicen que el puente se utilizaba para tirar a todos aquellos que mentían, en particular a los vendedores que habían engañado a sus clientes, o a aquellas brujas cuyas predicciones no se cumplían.

También destaca Sighisoara, adornada con una ciudadela en la cima de una colina, con sus pasadizos secretos y una torre de reloj del siglo XIV. Fue levantada por los sajones sobre los restos de un fuerte romano. Y en este caso la ciudad sí forma parte de la historia de Vlad, Dracula, ya que esta fue su ciudad de nacimiento.

Por último destacar la Ruta de las iglesias fortificadas de Transilvania, uno de los secretos mejor guardados del país, a través de la historia fascinante de una época mítica de Rumania.

Descbre más de viajes por Rumania

Puglia, Italia

Más allá de las famosísimas y tan visitadas regiones de Toscana, Sicilia o Campania, hay regiones italianas esperando a ser descubiertas que conservan gran autenticidad. Como es Apulia, Puglia en italiano, y que forma el tacón de la bota de Italia.

Bari y Lecce son las principales ciudades, conocidas como la Bolonia y la Florencia del sur respectivamente, son los puntos de partida para descubrir esta tierra que combina perfectamente su esencia rural y marinera.

Apulia recuerda a las provincias griegas,  y es que su legado helénico se remonta a las colonias que fundaron los griegos a lo largo de la costa jónica en el siglo VIII aC, e incluso algunos pueblos al sureste de Lecce conservan un dialecto del griego conocido como «el griko».

Desde la  la península del Gargano, que forma la espuela de la bota, bañada por el mar Adriático,  hasta el extremo sur y Salento  se extiende entremedias el Valle d’Itria, una depresión kárstica sembrada de ciudades medievales con poco en común entre ellas, salvo su belleza cautivadora. Por otro lado la costa que rodea el promontorio del Gárgano es una de las zonas más hermosas de Italia… con una sucesión de acantilados de piedra caliza, grutas, bosques y un tupido monte bajo.

De la naturaleza a los sitios Patrimonio de la Humanidad con la pintoresca Alberobello, una pequeña ciudad de casas con techos abovedados y con pináculos decorativos llamados Trullos (Trulli, en Italiano). Los techos están hechos de piedras calizas colocadas en círculos superpuestos.

Y para rematar…las playas, con una Riviera Jónica con algunas playas que gozan del sobrenombre de las Maldivas de Salento, poco más hace fala decir de la calidad de sus arenas blancas y aguas cristalinas…

Puglia lo tiene todo. Y entre todo una gastronomía sencilla, auténtica, de la tierra y el mar… para no parar de disfrutar.

Descbre más de viajes por Italia

Valle Soca, Eslovenia

Eslovenia de por sí es un destino aún por descubrir, con un encanto y una fusión de culturas dignos de descubrir… formando parte de los Alpes Julianos, frontera con Austria, se esconde el hermosísimo Valle de Soca, un auténtico paraíso natural, al noroeste del país.

Atravesado por el Rio que le da nombre, el Rio Soca, que presume de un precioso color azul verdoso y cuya corriente recorre valles, se precipita por cascadas, forma rápidos y se acelera por estrechos barrancos en su camino hasta el mar, regalando la oportunidad a los viajeros más aventureros a practicar descenso de aguas bravas, rafting, barranquismo,

Y por supuesto Senderismo, con un sendero que recorre los paisajes más arrebatadores del país a través de los Alpes julianos, los valles y los ríos de ríos Soča, Sava, Bača y Tolminka.

El paisaje montañoso que se eleva por encima del río Soča tiene además su lugar en historia bélica europea, ya que durante la Primera Guerra Mundial fue escenario del enfrentamiento montañoso más grande de la historia, por ello se creo la Ruta de la Paz. Un camino que atraviesa los restos del Frente del Isonzo, Pero donde mejor se ven reflejadas las historias de la Primera Guerra Mundial es en el Museo de Kobarid.

El valle del río Soča ha fomentado desde hace años el turismo sostenible, lo que le valió el título de ser el primer destino de Eslovenia en conseguir el título de Destino Europeo de Excelencia (EDEN). El destino turístico convenció al jurado con Historias del Soča a lo largo de la Ruta de la Paz.

Descbre más de viajes por Eslovenia

Meteora, Grecia

Meteora es un destino fascinante, su propio nombre resulta evocador, y es que la palabra Meteora significa “rocas en el aire”, una perfecta pista de lo que nos encontraremos en este mágico valle: un conjunto de gigantes e imponentes formaciones rocosas esculpidas por la naturaleza hace más de 30 millones de años, y sobre las mas altas cimas se levantan los monasterios ortodoxos orientales en Grecia, Patrimonios de la Humanidad.

Visitar este lugar alimenta la vista y el espíritu, la paz que respira el lugar explica porque los monjes eligieron estas colinas para vivir al parecer en el siglo XII, los llamados “estilitas”, con la existencia de Agios Stefanos como primer asentamiento. La desintegración del Imperio bizantino supuso el final de las comunidades de monjes, y en el siglo XIV los monjes que habitaban las numerosas grutas comienzan a agruparse en monasterios, la llegada de los otomanos requería la construcción de monasterios en lugares cada vez más inaccesibles, donde pudieran estar a salvo de sus ataques.

Las cumbres macizas de Meteora sirvieron de cimientos para la construcción de una veintena de monasterios, el monje bizantino Atanasio de Trebisonda erigió el primer templo, asegurándose de que además de la altura, la inexistencia de accesos y escaleras hacieran más complicada su conquista. De hecho los monjes empleaban redes, cestas, cuerdas o escaleras retráctiles que eran izadas cuando se sentían amenazados.

El conjunto de monasterios alcanzó el número de 24, con una comunidad monástica considerable, donde escritores y viajeros ilustrados buscaban la paz y el silencio, convirtiendo la planicie en un paisaje único, y que  nos regala hermosos amaneceres y puestas de sol.

Descbre más de viajes por Grecia

El Caucaso, Georgia

Hace menos de 30 años de la caída de la URRS y la independencia de Georgia. Desde entonces los avances han sido lentos pero sin pausa, hasta convertirse en destino turístico muy interesante y aún muy poco visitado, y atractivos le sobran: ciudades monumentales, montaña, patrimonio histórico en incluso playas a las costas del Mar Negro … para un turismo sin masificaciones.

Entre el Mar Negro y los picos del Caucaso, a caballo tierras europeas y asiáticas, surgió una fusión cultural muy peculiar con influencias rusas, turcas o persas que resultan en sabores, tradiciones y culturas únicas.

Cabe destcar que Georgia  fue uno de los primeros reinos que adoptó el Cristianismo como religión oficial, a inicios del siglo IV, y desde ese momento la religión ortodoxa moldeó el carácter de este pueblo diferente, rodeado de países musulmanes.

Georgia tiene también una asombrosa naturaleza, que hace las delicias de los amantes de los paisajes abiertos, salvajes, como la región de Svaneti, tan hermosa como escondida, atrapada entre las cumbres más remotas del Cáucaso georgiano, y salpicada por aldeas del Medievo perdidas entre cumbres nevadas y torres defensivas que recuerdan tiempos de la resistencia de Georgia ante poderosos imperios durante toda la historia, acecharon, y a los que Georgia  resistió ante todo pronóstico.

Svalvard, Noruega

Las remotas islas Svalbard se encuentran en el Océano Ártico, a medio camino entre Noruega y el Polo Norte, y son el lugar habitado más al norte de Europa.

Una isla de naturaleza ártica virgen y austera, donde habita una fauna única:  4 especies de mamíferos, unos miles de osos polares, zorro ártico, el reno de Svalbard y el pequeño rodeor accidentalmente introducido «Microtus levis», y además en sus costas existen entre 15 y 20 tipos de mamíferos marinos… como ballenas, delfines, focas y morsas.

Y solo unos 3000 habitantes que se concentran en la ciudad de Longyearbyen.

«Svalbard» significa ‘costas frías’ y ya aparece mencionado en textos islándicos del siglo XII, pero curiosamente Svalbard no tiene un clima tan frio como cabria esperar a estas latitudes,  en realidad disfruta de un clima relativamente suave, por ejemplo  en Longyearbyen las temperaturas medias oscilan entre los -14°C en invierno y los 6°C en verano.

Históricamente, tanto la caza común como la de ballenas fueron las actividades que alimentaban la industria del archipiélago, pero hoy casi dos tercios de la superficie de Svalbard están protegidos.

El verano polar en esta isla nos asegura una experiencia única, con el sol de medianoche dominando el cielo desde la entrada del verano el 17 de mayo (Día de la Constitución de Noruega) y no volverá a caer bajo el horizonte hasta finales de agosto.  Durante esta época una gran cantidad de morsas, focas y ballenas entran en los fiordos de Svalbard, atraídas por el gran volumen de alimento que encuentran en las frías aguas del deshielo, pero también es la mejor época para el avistamiento de osos polares, zorros árticos y renos!

Sin duda un destino diferente para un verano diferente.

Descbre más de viajes por Noruega

También te puede interesar…

Italia de cine

Italia de cine

Seguro que Italia es un destino al que la mayoría hemos viajado a través de las películas mucho antes de viajar...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Únete a nuestra newsletter!