Convivencia con etnias locales en Méjico

Méjico es a día de hoy un país multiétnico, un crisol de razas y culturas que han conformado la idiosincrasia del mejicano actual, pero en Méjico perviven gran cantidad de etnias herederas de las culturas precolombinas.

Se estima que alrededor de un 20% de los mejicanos pertenecen hoy a alguna de estos grupos étnicos, entre ellas mayas y lacandones, cultura vivas que perviven en pequeñas comunidades que podremos conocer en nuestro recorrido por Méjico.

Tanzania Osiligilai_Maasai_Lodge_the_Dance

Comunidades Mayas

En la Península de Yucatán sobreviven muchas comunidades mayas que conservan su forma de vida tradicional, cuidando de su herencia cultural, y hoy por fin pueden ponerla en valor a través del turismo comunitario, proponemos varias opciones para conocer la cultura viva maya:

  • La comunidad de Ek Balam:

    Esta comunidad vive a un par de kilómetros de la zona arqueológica Ek Balam, a medio camino de Mérida y Cancún.

    Sus habitantes aún conservan muchas tradiciones mayas ancestrales como el cultivo en la milpa, el bordado, el urdido de hamacas y la elaboración de tortillas.

    En una visita a la comunidad podremos compartir todas estas experiencias, y además de hacer un recorrido en bicicleta por la selva,  así como visitar el yacimiento arqueológico. Ek Balam significa “Estrella Jaguar”, y desde su nacimiento en el 300 aC hasta la llegada de los españoles, este lugar llegó a ocupar  unos 12 km², con un recinto sagrado de 1 km², donde residía la élite, protegido hasta por tres murallas.

     Esta comunidad ofrece alojamiento en cabañas tradicionales o zona de acampada, y por supuesto durante nuestra estancia disfrutaremos de las recetas mayas mas tradicionales.

    Por su cercanía a Cancún, Holbox y Mérida, es ideal visitarlo en combinación con cualquiera de estos destinos, junto con la visita a la mítica Chichen Itzá.

  • Comunidad Pujulá:

    Entre Chichén Itzá y Valladolid encontramos el poblado Kaua, un proyecto comunitario ubicado, que han puesto en marcha las actividades basadas en su forma de vida, las prácticas y saberes del pueblo maya para ofrecer visitas a su comunidad.

    Durante la visita, un encantador lugar de pequeñas palapas rústicas, elaboradas utilizando las técnicas tradicionales de construcción de las casas mayas, nos ofrecerán platos típicos tradicionales yucatecos como el poc chuc y la sopa de lima. También tendremos la oportunidad de conocer el proceso de fabricación de diversos utensilios de cocina y herramientas del hogar elaborados a base de bejuco y sosquil, bateas de madera, y también descubriremos la producción de hortalizas en el kanché (huerto).

  • Comunidad Chuhunhub:

    Esta comunidad en las cercanías de Tulum nos ofrece varias actividades compartiendo con ellos uno o dos días.

    Nos enseñarán sus plantaciones de piñas, y a cosechar nuestra propia piña; podremos visitar el cenote Amtum que significa «cenote araña», disfrutando de un baño en sus aguas cristalinas; visitaremos a la familia chuk en la comunidad de Xpichil  que nos enseñarán la maestría de sus bordados aprendida de los abuelos,; y por supuesto comeremos un delicioso plato local en  familia. 

Lacandones

En la mágica y aislada Selva Lacandona de Chiapas, fronteriza con el Noreste de Guatemala,  habitan los lacandones, un grupo étnico de la familia maya.

La palabra “Lacandón” se deriva de un nombre de lugar indígena «lakam tun», que se refiere a una isla en el lago Miramar. Aunque los lacandones se llaman a sí mismos hach winik, que significa «verdaderos hombres».

En una visita al estado de Chiapas, recomendamos vivir la aventura de adentrarse en la Selva Lacandona, combinando una ruta de naturaleza, arqueología y convivencia con los lacandones… nos sentiremos auténticos «Indiana Jones».

La ruta nos llevará a la frontera corozal con Guatemala, para subir a una lancha y navegar el rio Usumacinta durante 1 hora hasta llegar a la zona arqueológica de Yaxchilan, donde podemos dedicar un par horas a explorar el lugar, famoso por su arte escultórico patente en estelas y dinteles, los mayas.

De regreso volveremos en lancha a la frontera para continuar con la visita a la zona arqueológica de Bonampak, durante 1 hora descubriremos la ciudad cuyo apogeo ocurrió durante el gobierno de Jaguar-Ojo Anudado que ascendió al trono de Bonampak en 743 d. C.

Al final del día llegaremos a Lacanja Chansayab, aldea de los lacandones, donde pasaremos una noche en las cabañas del poblado, y disfrutaremos de una cena con nuestros anfitriones lacandones.

trekking En un segundo día con los Lacandones, proponemos una caminata en el interior de la selva, acompañados por guía lacandón, visitando, ríos, cascadas, y pirámides de lacanja, por el camino observaremos los monos jugando entre las copas de los árboles, y como banda sonora nos acompañará variedad de trinos de pájaros. Podremos nadar en la aguas cristalinas de la selva lacandona y observar diferentes tipos de plantas  medicinales de la zona. Al finalizar regresamos al campamento y nos relajaremos en una tarde libre en el pueblo indígena, donde pasaremos la segunda noche antes de regresar a la civilización ¡una auténtica aventura!

DATOGA Tanzania