«Siempre me ha gustado el desierto.
Sentado en la duna, no ves nada, no oyes nada.
Pero, a través del silencio algo palpita, y brilla»

Antoine de Saint-Exupery

Marruecos es un viaje al despertar de los sentidos a través del festival de sonidos, colores, olores, sabores y texturas.

La vista se delita con las ciudades que brillan en sus palacios de fantasía y esplendidos Jardines dignos de un sultán. Kasbahs en parajes desérticos, castillos asomándose al mar como refugio de piratas…

La naturaleza nos sorprende con bosques de cedros, cascadas escondidas entre las  montañas del Atlas que esconden un tesoro, una promesa que llega susurrada a través de los vientos… el  desierto del Sahara.

Marruecos embelesa con su juego de olores y colores, en los zocos nos marean sus telas, su artesanía, sus puestos de especias que combinan con los aromas de cuero, tinturas, menta, y tajines cocinandose a  fuego lento. Pueblos en blanco y azul, los rosas de Marrakech, y por supuesto los dorados de las dunas que juegan a cambiar sus tonos a medida que avanza el día.

Marruecos nos envuelve, nos abraza el corazón con la autenticidad y hospitalidad de sus gentes, lo mismo te invitan a un té, que se prestan a una charla de descubrimiento en la puerta de la casa en la medina.

Marruecos es como un viaje al país de las maravillas, del que solo nos espera un estrecho de 14 km, pero que resulta un viaje en el tiempo. Quizás por eso Marruecos nos hace sentir niños, nos hace regresar a los cuentos de las mil y una noche.

Itinerario recomendado

Día 1: CIUDAD DE ORIGEN – TANGER - CHEFCHAOUEN

 Vuelo internacional con destino a Tanger, también se puede llegar en Ferry desde Gibraltar.

coche-icono A la llegada nos estará esperando nuestro guía para iniciar nuestra ruta hacia Chef Chaouen.

En función de la hora de llegada, si disponemos de tiempo, haremos una parada en el camino para visitar Tetuán, conocida como la “ciudad española” por haber sido capital del protectorado español.

 Llegaremos a al hotel a ChefChaouen, y disfrutaremos de tiempo libre para explorar los rincones de la mágica ciudad en colores azules y blancos.

Día 2: CHEFCHAOUEN - VOLUBILIS - MEQUINEZ - FEZ

Dejamos la ciudad azul, para salir rumbo a Fez.

Bordearemos los bosques del Rif, y llegaremos a las ruinas de la ciudad romana de Volubilis. Esta la ciudad romana mejor conservada de Marruecos, con sus barrios prácticamente enteros, destacan el Arco del Triunfo, el capitolio y la Casa del Efebo como testigos de la antigua prosperidad económica y poítica de la ciudad. Descubriremos la ciudad con un guía local. 

Continuaremos hacia Meknés, o Mequinez, la ciudad imperial del Sultan Mulay Ismail, la primera de las 4 ciudades imperiales de Marruecos. Visitaremos su mausoleo y la puerta de Bab Mansour.

Finalmente llegaremos a Fez, nuestra segunda ciudad imperial, y disfrutaremos de tiempo libre para empezar a vivir la atmósfera de la medina.

 Nos alojaremos 2 noches en un Riad con encanto en la medina.

Día 3: FEZ

Hoy dedicaremos el día a una visita guiada por la mágica ciudad de Fez, la ciudad intelectual del reino.

La medina de Fez es Patrimonio de la Humanidad por su valor universal excepcional, y por ser la zona peatonal histórica más grande del mundo. Un entramado de 9000 callejones, llenos de vida, en los que resuenan 13 siglos de historia.

Fez-el Bali esconde algunos de los monumentos más importantes como la gran Madraza Bou Inania, gran centro de estudios coránicos, y la Mezquita Karaoine,  la más grande de Marruecos hasta la apertura de la Mezquita de Hassan II de Casablanca. 

No podemos acabar sin visitar la Curtidería Chouwara, un espectáculo de tintes naturales bañados en excremento de pichón para tintar los cueros de camello o cordero, igual que hacen desde hace siglos. Un espectáculo incomparable, pero una dura experiencia pra nuestro olfato, bien agradeceremos la ramita de hierbabuena que nos ofrecerán a la entrada para contrarrestar los penetrantes olores.

Y por supuesot descubriremos y saborearemos la gastronomía local, considerada como una de las mejores del mundo.

Día 4: FEZ - IFRANE - BOSQUE AZROU - ERFOUD - MERZOUGA - ERG CHEBBI

Hoy volvemos a la carretera, para seguir la ruta hacia el sur a través del Atlas Medio.

Haremos un alto en la ciudad de Ifrane conocida como la Suiza de África, que está a 1650 m de altitud. Su arquitectura estilo alpino, con tejados a dos aguas, nos transporta al corazón de los Alpes suizos, e incluso en invierno se puede disfrutar en sus pistas de Ski.

Pasaremos también por  los impresionantes bosques de cedros de Azrou, hogar de los monos de berberia.

Finalmente dejaremos atrás las montañas, y avanzaremos hacia los paisajes áridos y desérticos rotos por el palmeral de Tafilalet del Valle del Ziz, que dan paso a la ciudad de Erfoud. Esta ciudad fue fundada como como fuerte militar del protectorado francés para controlar el Tafilalet, por ello fue escenario de varios combates con las tribus bereberes de Ait Atta.

Finalmente llegaremos a Merzouga, un pueblecito perdido en mitad de una llanura arenosa. Merzouga es una de las puertas del Sahara y del desierto de dunas.

Cambiaremos los 4×4 por dromedarios, con los que daremos un agradable paseo de dos horas por las dunas hasta llegar al corazón del desierto de Merzouga, llamado Erg Chebbi

 En el campamento de haimas seremos recibidos con un té bereber, disfrutaremos de un velada alrededor de la hoguera , una reconfortante cena bereber. Y una noche en haimas bajo las estrellas del desierto.

Día 5: DESIERTO ERG CHEBBI - MERZOUGA

Nos despertaremos antes del amanecer para disfrutar la salida del sol sobre el mar de dunas. Después tomaremos un desayuno antes de volver con nuestros dromedarios al pueblo de Merzouga.

Subiremos al 4×4 para recorrer una de las pistas que del antiguo «Rally París-Dakar». En el recorrido visitaremos las minas de Khol. El Khol es el polvo gris que las mujeres utilizaban como cosmética para pintar en negro los ojos. Se hace con plomo, de ahí la importancia de estas minas de plomo y de zinc, que un día fueron una industria importante para la economía de la zona. Hoy ya abandonadas, pero son una auténtica curiosidad.

También conoceremos los restos de un poblado francés y bereber.

Y finalmente visitaremos una familia nómada del desierto, en proceso de sedentarismo, con los que podemos tomar té y conocer mejor su modo de vida.

 Regresaremos a Merzouga, para descansar en el hotel en nuestra última noche a las puertas del desierto.

Día 6: MERZOUGA - RISSANI - GAGANTA DE TODRA - VALLE DEL DADES - OUARZAZATE

Hoy reemprendemos nuestro recorrido en dirección oeste. Pasaremos por Rissani, conocido por su zoco, en el que encontraremos pocos turistas, y es uno de los mercados más auténticos del sur de Marruecos.

Continuaremos nuestra ruta hacia las Gargantas del Todra, de gigantescas paredes en tono rojizo que se elevan hasta casi 300 m de altura, hasta aqui llegan escaladores de todo el mundo.

Seguiremos descubriendo el Valle del Dades, avanzando al menos hasta la fotogénica carretera de curvas entre los restos de kasbahs abandonadas.

Finalmente, volveremos hasta el Valle de las Rosas y el Valle de las Mil Kasbahs, un bonito valle de palmerales que nos darán paso a la ciudad de Ouarzazate. La meca del cine en Marruecos.

Visitaremos la bonita Kasbah de Taourirt, escenario de multitud de películas y series.

 Después podremos dar un paseo por la pequeña y auténtica medina antes de dirigirnos al Riad a descansar.

Día 7: OUARZAZATE - AIT BEN HADDOU - ATLAS - MARRAKECH

Tras el desayuno, podremos visitar los estudios de cine antes de continuar nuestra ruta hacia el norte.

A pocos kilómetros al norte descubrimos la Kasbah de Ait Ben Haddou, declarada patrimonio de la humanidad, y escenario de superproducciones de cine como “Lawrence de Arabia”, Gladiator o “Babel”. Es sin duda una de las más mágicas Kasbash que permanecen.

Volveremos a la carretera para iniciar el ascenso por la carretera del Atlas, que cruza el puerto del Tichka y nos llevará hasta Marrakech, la “Ciudad Roja”.

 A la llegada nos relajaremos en el Riad de la medina en el que pasaremos 2 noches.

Disfrutaremos de tiempo libre. Recomendamos pasear al anochecer la plaza Djema el Fnaa, corazón vibrante de las noches de Marrakech.

Día 8: MARRAKECH

En esta mañana realizaremos una visita guiada por la ciudad, conocida como la Ciudad Roja bien podríamos renombrarla como la de los mil colores, y los mil aromas.

Nos adentramos en un laberinto de callejuelas y plazuelas, los zocos, y por supuesto visitaremos sus muchos monumentos: la Madraza Ben Youssef, el Palacio de Bahia, las Tumbas saadíes, la mezquita de la Koutoubia… 

La tarde podemos dedicarla a curiosear y llevarnos recuerdos del zoco, o bien a un masaje en un Hammam con encanto, y tomarnos un té en alguna de las mágicas azoteas con vistas al atardecer sobre el minarete de la Kotubia.

Día 9: MARRAKECH - ESSAOUIRA

Hoy nos dirigiremos a la a la costa atlántica, para conocer la encantadora ciudad de Essaouira, la antigua Mogador portuguesa.

Durante el recorrido pasaremos por los bosques de Argán, el árbol de que se extrae el aceite de Argán, es gracioso ver a las cabras encaramadas a las ramas de los árboles de Argán.

Llegaremos a Essaouira. La ciudad fue una antigua fortaleza portuguesa, y en el interior de sus murallas conserva una medina recoleta, de calles llenas de rincones mágicos.

Pasearemos la ciudad a nuestro aire, descubriendo las artesanías típicas, o el puerto pequero donde podemos probar el pescado fresco y frito al momento. O bien podemos realizar alguna actividad opcional en la playa: kite surf, wind surf o el propio surf, motos acuáticas, etc…

Si optáis por recorrer las calles de la medina, encontraréis numerosos comercios, artesanos y artistas que ofrecen sus obras a buen precio. Famosa también por su puerto pesquero, podréis degustar el excelente pescado y marisco que se extrae de sus costas.

 Nos alojaremos en un riad con encanto en Essaouira.

Día 10: ESSAOUIRA - AEROPUERTO DE MARRAKECH - CIUDAD DE ORIGEN

 Día libre hasta la hora indicada para el traslado de regreso a Marrakech, y al aeropuerto para tomar el vuelo de regreso a casa.

Personaliza tu viaje

  Viajero en familia

 Viajero en pareja

 Viajero roadtrip

Datos prácticos

DOCUMENTACIÓN Y VISADOS

  • Pasaportes: Para ciudadanos españoles se requiere pasaporte con validez mínima de 6 meses desde la fecha prevista de salida del país.
  • Visado: No se requiere visado para viajeros españoles en una estancia menor de 90 días.
  • Carnet de Conducir: No se requiere Permiso de conducir internacional para viajeros españoles.
    Conducir en Marruecos:
    – La red de autovías es buena, y todas son de peaje. Aún así conviene circular con precaución por que es habitual el cruce de peatones y animales incluso en las autovías. El resto de carreteras pueden ser peligrosas por: el intenso tráfico, el deficiente mantenimiento, el habitual tránsito de personas y animales por los arcenes, y por la conducción imprudente y temeraria de algunos conductores.
    – Se recomienda evitar conducir por la noche.
    – En caso de accidente no debe moverse el coche hasta la llegada de personal de la Gendarmería Real.
    – Hay radares de velocidad a la entrada de las poblaciones.

VACUNAS Y SALUD

  • Vacunas obligatorias: Ninguna.
  • Vacunas recomendadas: fiebre tifoidea, tuberculosis, hepatitis y tétanos.

    El servicio de asistencia sanitaria en Marruecos no es muy bueno, por lo que puede ser recomendable contratar un seguro de viajes que cubra una buena cantidad en gastos sanitarios.

    Se aconseja visitar el Centro de Vacunación Internacional.

REQUISITOS COVID

  • No está permitida la entrada a viajeros, el Gobierno de Marruecos ha prorrogado el «Estado de emergencia sanitaria» del país hasta el 10 de diciembre de 2020.
  • Hay toque de queda en Casablanca entre las 9:00 pm y las 6:00 am.
  • Las máscaras son obligatorias en todos los espacios público.

          Más info en la Web

 

MONEDA: Dirham.

  • Se puede cambiar moneda en el aeropuerto, las casas de cambio y  bancos. Pero no recomendamos el cambio en hoteles. Es recomendable conservar los resguardos de cambio efectuados con el fin de evitar eventuales dificultades en el momento de la salida.
  • Los cajeros funcionan solo en las grandes ciudades, y se puede pagar con tarjeta de crédito en la mayoría de hoteles y restaurantes de categoría medio/alto, aunque ello pueda acarrear recargos o comisiones por cambio adicionales.
  • Para compras en los zocos es aconsejable pagar con dinero local en efectivo, tras el regateo de rigor, salvo si indican precios cerrados.

Información del destino

CLIMA

Marruecos tiene un clima de contrastes: desde el Mediterráneo, pasando por las montañas del Rif y del Atlas, y hasta el desierto del Sahara.

  • Costa Mediterránea. La parte norte del país tiene un clima mediterráneo. Desde primavera y durante todo el verano las temperaturas son altas en las ciudades costeras. Pero en la zona interior del Rif el clima es más fresco
  • Costa Atlántica. Tiene un clima de veranos cálidos, e inviernos suaves y templados. Es una zona muy ventosa durante todo el año y el agua está relativamente fría. Además de mayo a agosto suele haber una densa niebla por las mañanas que se despeja a medio día, lo que se conoce como el ”cielo blanco”.
  • El interior. Influido por la presencia del Atlas el clima es agradable durante los inviernos, pero los veranos son calurosos y áridos. En invierno el Atlas se cubre de nieve, por lo que las regiones más elevadas tienen un invierno glacial
  • El desértico sur. Aquí, las oscilaciones de temperatura entre el día y la noche son más acusadas. Con máximas que pueden superan ampliamente los 45 ºC en verano, mientras que las noches la temperatura caí a cifras bajo 0ºC.

MEJOR ÉPOCA PARA VIAJAR

Dependiendo de la región que se visite será mejor una época u otra. De partida la primavera es la mejor época para visitar el país, la naturaleza explota con toda su belleza, y las temperaturas son moderadas de norte a sur.

Mientras que el otoño es ideal para visitar las ciudades imperiales, con un clima suave en este periodo, aunque podemos encontrarnos lluvias esporádicas desde noviembre a abril.
Cuando viajamos al sur del Alto Atlas y al desierto, la mejor época es de octubre a mayo, evitando las altas temperaturas del verano.

En verano lo mejor es visitar las zonas costeras, especialmente en el Atlántico.

IDIOMA OFICIAL: Árabe

El bereber y el francés también están muy extendido.

Encontraremos que en la zona norte del país se habla bastante español, así como en las zonas turísticas.

SEGURIDAD:

Marruecos es un país muy seguro para los turistas.

Mas allá de los pequeños timos, se puede viajar en solitario sin ningún riesgo, por supuesto siempre reocmendamos tener atención a los carteristas en zonas muy masificadas como mercados y en las calles más ambientas de las medinas.

Los mayores riesgos naturales que pueden darse en Marruecos son los terremotos. Aunque no suelen se rfecuentes, el último tuvo lugar en Alhucemas en 2004.

Tampoco se puede entrar en el país, salvo autorización previa, con ningún tipo de drone, aunque sea meramente recreativo.

Para más información recomendamos visitar la web del Ministerio de Exteriores.

TURISMO RESPONSABLE:

Desde la creación de la Carta Marroquí de Turismo Responsable el país trabaja en un turismo respetuoso con el medio ambiente, obteniendo entre otras cosas 13 playas marroquíes han obtenido la Bandera Azul; y un gran número de establecimientos hoteleros van aumentando las prácticasde sostenibilidad.

Por fortuna además hace años Marruecos prohibió el uso de bolsas de plásticos en todos los comercios, ello ha influido mucho a mantener limpias las costas y desiertos de este mal que invadía el país.

Sin embargo todavía hay prácticas de abuso de animales salvajes usados como reclamo turístico, principalmente serpientes y monos.

  • Los encantadores de serpiente son frecuentes en la plaza Djemaa el Fna de Marrakech, el problema es que muchos de estos animales están en riesgo de extinción, por lo que fomentar estas prácticas puede ser un riesgo para algunas especies.
    Más info: http://turismo-responsable.com/s22
  • También los macacos son explotados en la calles de Marrakech y de otrasciudades turísticas. Estos animales viven en condiciones deplorables, encerrados en pequeñas cajas, sufriendo el calor, luego son obligados a actuar co cadenas al cuello. Sin duda una dura esclavitud. Pedimos Aconsejamos a los viajeros ayudar a estos animales, no participando en estos “espectáculos” callejeros, no hacerse fotos ni dar dinero. Además los monos pueden ser portadores de enfermedades por lo que tampoco es buena idea dejar que se suban a nuestro hombro.
    Más info: http://turismo-responsable.com/s15