Sri Lanka

La isla de los mil nombres

La lágrima de la India, crecida bajo la influencia del Sur de India…pero con un carácter mucho más relajado.

De la que Marco Polo dijo que era la Isla más bonita del mundo… y los árabes Serendip, la isla de las serendipias, quizás el nombre más acertado, pues sin duda Sri Lanka es la isla de los hallazgos afortunadas.

La esmeralda del índico… cubierta de junglas tropicales, montañas y valles verdes, que se mezclan con los tapices de las plantaciones de té, herencia de su época de colonia británica, cuando era conocida como Ceylán.

Hoy Sri Lanka, que en cingalés significa tierra resplandeciente… sigue reflejando aquellos reinos que levantaron diversas capitales, las llenaron de templos, y pagodas con cúpulas doradas que hoy nos hacen soñar.

¿Más? Mucho más. Uno de los pocos países de Asia donde aún podemos disfrutar de la fauna salvaje en libertad, y hacer safaris en los que Descubrir: elefantes, leopardos, búfalos… y en el mar, la visita puntual de cada año de las ballenas.

Un pequeño país que nos ofrece tanto, no nos lo podemos perder.

Itinerario recomendado

Día 1: CIUDAD DE ORIGEN / NEGOMBOU

 Salida en vuelo internacional con dirección a Negombo, la llegada será normalmente a última hora de la noche o de madrugada. Seremos recogidos por nuestro guía y trasladados al hotel a descansar.

Merece la pena visitar Negombo, la pequeña capital costera al lado de la capital Colombo. Negombo también es conocida como la «Ciudad de las Iglesias» por el gran número de históricas iglesias católicas que reúne, en parte porque fue uno de los primeros territorios ocupados por los portugueses que convirtieron a un gran número de locales al catolicismo.

Posteriormente, con el dominio holandés, la ciudad se convirtió en un importante punto de comercio y en el siglo XV se construyó una red de canales que se extendían desde Colombo por el sur hasta Puttalam por el norte, para el transporte de especias. Visitaremos lugares coloniales históricos como las ruinas del fuerte holandés, de 1672, así como las antiguas casas portuguesas y holandesas e iglesias católicas.

También hay que hacer una visita al puerto, con sus embarcaciones tradicionales llamadas ‘oru’ en cingalés, por las mañanas es un hervidero de actividad, cuando los pescadores sacan los peces de sus redes, los vendedores se afanan en el mercado, donde se ofrecen diferentes pescados y mariscos.

Día 2: NEGOMBO / SIGIRIYA

(150kms 3h40 min aprox.)

trekking  Empieza el recorrido y nada mejor que adentrándonos en la isla, en busca de la Roca Fortaleza de salida Sigiriya, construida en medio de una gran llanura, sobre una gran roca saliente por el rey Kassapa, como palacio y refugio después de asesinar a su padre para hacerse con el trono que le correspondía legítimamente a su hermano.

El ascenso de 1200 escalones, no solo regala unas vistas únicas del entorno, sino que nos va descubriendo pequeñas joyas como los famosos frescos de las ninfas con el pecho descubierto, pintados sobre la roca. Para acceder hasta allí se sube por una escalera de caracol.

Hacer esta visita al atardecer es una absoluta belleza y nos regalará una estampa única para el recuerdo.

Día 3: SIGIRIYA / MINNERIYA/ POLONNARUWA / TRINCOMALEE

coche-icono  Empezaremos el día recorriendo el Parque Nacional Mineriya para observar el Encuentro de los elefantes.

Uno de los mejores espectáculos de observación de vida silvestre del mundo que se da desde junio hasta octubre de cada año. Alrededor de 150 – 200 elefantes salen del bosque para pastar en los campos verdes al borde del agua en los parques nacionales de Minneriya y Kaudulla.

Este mismo día podemos visitar Polonnaruwa, un conjunto arquitectónico patrimonio de la UNESCO que conserva muestras de palacios y templos de la época medieval en Sri Lanka. Uno de sus monumentos más destacados Gal Vehera, una colección de estatuas de Buda esculpidas sobre la roca. El parque arqueológico es tan grande que podemos recorrerlo en bicicleta, una experiencias mágica entre bosques y praderas verdes.

Finalmente continuaremos hacia la costa este de la isla.

Día 4 y 5: TRINCOMALEE

Podremos disfrutar de días libres en las playas del litoral este, que son las más grandes extensiones de arena blanca del país, con hermosas bahías de aguas azul turquesa y albuferas de corales multicolores, kilómetros de arena que se mezcla con la vegetación de la zona. Ideal para realizar actividades acuáticas, excursiones por la zona, o simplemente relajarse al sol del Índico.

Día 6: TRINCOMALEE / DAMBULLA/ KANDY

coche-icono  Hoy volvemos hacia el interior a seguir explorando la historia del país, y algunos de sus más magníficos Templos como los de Dambulla. Construidos en cuevas ya en el siglo I dC. El complejo alberga cinco cuevas de unos 2000 m2, que conservan pinturas e imágenes budistas. La figura más grande mide unos 14 m.

Continuaremos rumbo Sur , hacia Kandy, la ciudad histórica Patrimonio de la Humanidad, situada a unos 480 m sobre el nivel del mar, rodeada de montañas, era conocida como Kanda Uda Rata, que significa el país montañoso.

Kandy fue el hogar del último reino independiente de Sri Lanka, que sobrevivió a dos siglos de incursión colonial antes de caer finalmente en manos británicas a principios del siglo XIX. Es imprescindible la Visita el Templo del diente de Buda, y es esta reliquia la que da el estatus de ciudad sagrada a Kandy, pues está considerada pieza angular de una de las leyendas más apasionantes de la antigua Ceilán.

Día 7: KANDY/ UDAWATTA KELE/ KANDY

En Kandy además podremos visitar a Udawatta Kele, un hermoso bosque que se encuentra detrás del Templo del Diente y tiene una historia que se remonta muchos siglos la de un bosque prohibido por los reyes de antaño, y protegido por la ley. Perviven sus árboles gigantes, enredaderas, líquenes, musgos, helechos y una variedad de aves y otros animales salvajes que se pueden observar durante una relajante caminata por la naturaleza a través de sus senderos. 

Como días de relax ¿Por qué no dedicar la tarde al bienestar con un masaje ayurvédico?

Día 8: KANDY/ NUWARA ELIYA

train  Hoy toca una de las actividades imprescindibles y de las más mágicas de Sri Lanka, el trayecto en tren hasta la estación de Nanu Oya en Nuwara Eliya. En uno de esos trenes de herencia británica, que parecen no haber cambiado desde que estos se fueron, a ritmo lento, curveando entre montañas verdes donde nos sorprenden las cascadas, asoman pequeñas poblaciones que a la hora de la salida del cole son una algarabía de niños saludando el tren… y al fin los tapices de las plantaciones de té decorando las laderas mejor aún que si lo hubiera pintado la propia naturaleza.

A la llegada encontraremos una pequeña y pintoresca ciudad cingalesa que avanza sobre los rescoldos coloniales. de la ciudad de Nuwara Eliya. También conocida como la «Pequeña Inglaterra» por su clima frío, sus multiples jardines de flores, fresas y verduras, y edificios de estilo colonial.

Día 9: NUWARA ELIYA/ HORTON PLAINES/ HAPUTALE

trekking  Nos espera un día largo entre las Tierras Altas, llevaremos el Picnic de desayuno, para realizar un Trekking de medio día por Horton Plaines, un Parque Nacional cubierto de praderas y bosque tropical caracterizado por sus frecuentes nieblas. A una altitud de 2100 – 2300 m goza de una rica biodiversidad donde habitan muchas especies endémicas.

Día 10: HAPUTALE/ YALA

Emprendemos el rumbo al sur de la Isla, con el objetivo de explorar el Parque Nacional de Yala en un safari, Yala es el parque más grande de Sri Lanka. Sus paisajes están llenos de contrates entre bosques y una gran zona seca… que nos abre la oportunidad de disfrutar las manadas de elefantes. Hay que estar atentos a los Leopardos y osos que asomarán tímidamente entre los ciervos que invaden el lugar.

Día 11: YALA/ MIRISSA/ GALLE

Bordearemos la costa en dirección Esta, hacia Mirissa, esta pequeña población costera está considerada como el mejor lugar del mundo para observar ballenas azules, los avistamientos son posibles la mayoría de las mañanas desde noviembre hasta abril. Mientras que diferentes variedades de delfines, y orcas se ven de forma intermitente casi todo el año.

  Llegaremos finalmente a Galle, donde nos alojaremos en la ciudad fortaleza construida por los holandeses en el siglo XVII, patrimonio universal de UNESCO. Pocas actividades son más relajantes como el paseo por la zona amurallada desde Point Utrecht hasta Flag Rock, que nos da una idea del antiguo puerto conocido como “Tar Shis”, algunos aseguran que es la Tarsis de la Biblia, de la que Salomón trajo elefantes, marfil, leopardos, seda, especias, oro y gemas…

Recomendamos dedicar la tarde a pasear a nuestro aire la ciudad colonial mejor conservada de Sri Lanka, recuperados muchos edificios con todo su encanto, convertidos en hoteles, tiendas y restaurantes ofrece un ambiente único que no habremos encontrado antes en la Isla.

  Podremos dedicarnos a hacer las últimas compras y probar la excelente comida cingalesa.

Día 12: GALLE/ COLOMBO / CIUDAD DE ORIGEN

El traslado a la capital Colombo a través de una de las pocas autopistas de la isla será rápido, en función de la hora de salida podremos aprovechar a hacer una visita a la ciudad de Colombo. La mayor ciudad de la isla es ruidosa, frenética y colorista, que resulta en una exótica mezcla de arquitectura moderna, edificios coloniales y algunas ruinas. Debido a su gran puerto natural ubicado estratégicamente en las rutas comerciales marinas que unen el Este y el Oeste, ha recibido múltiples influencias desde hace más de 2000 años.

Personaliza tu viaje

 Viajero en familia

 Viajero romántico

Datos prácticos

DOCUMENTACIÓN Y VISADOS

  • Pasaporte: Se requiere pasaporte con vigencia mínima de 6 meses desde la llegada a Sri Lanka, y 2 páginas en blanco.
  • Visado: visado electrónico obligatorio que se obtiene online a través de la página web http://www.eta.gov.lk (35 USD para el visado turistico de doble entrada hasta 30 días)
  • Certificado de vacunación: Necesario solo si se procede de un país con riesgo de fiebre amarilla.

VACUNAS

  • Se exige vacuna contra la fiebre amarilla a los viajeros procedentes de áreas infectadas.
  • Vacunas recomendadas: Cólera, hepatitis, tétanos y fiebre tifoidea.
  • Se dan casos de dengue en el país. Esta enfermedad, contagiada por mosquitos, no tiene vacuna, lo recomendable es llevar spray anti-mosquitos y cubrirse la piel en zonas húmedas donde pueda haber abundancia de ellos.

REQUISITOS COVID

De momento prohibida la llegada de vuelos comerciales indefinidamente. Prohibida la entrada a españoles.

MONEDA: Rupia de Sri Lanka

Añade experiencias de viaje

Avistamiento de animales

Trekking & adrenalina

Momentos de Bienestar

De mar y playas

Información del destino

CLIMA

El clima de Sri Lanka es estable y al mismo tiempo variable, pues en una isla tan pequeña conviven distintos climos en diferentes zonas al mismo tiempo.

Es un clima tropical todo el año , con dos temporadas de lluvias que afectan a cada costa de la isla en épocas opuestas del año, lo que significa que siempre se puede encontrar sol y buen clima en la playa en alguna de sus zonas costeras; ya en una zona y otra de la isla.

MEJOR ÉPOCA PARA VIAJAR

Cualquier época del año es buena para viajar a Sri Lanka. Siempre va a haber mucha humedad, llevar ropa de algodón y prendas de abrigo si pensamos subir a las zonas de montaña.  Calzado cómodo y cerrado.

IDIOMA OFICIAL:

Cingalés, Tamil. Pero el inglés es la lengua materna para casi el 10% de la población, por lo que es hablado y entendido por todo el país.

SEGURIDAD

Sri Lanka es un destino seguro. Una vez que han terminado los conflictos armados entre las fuerzas gubernamentales y los grupos guerrilleros tamiles del norte del País. El atentado terrorista yihadista que tuvo lugar en 2019 fue un hecho aislado, del que no está a salvo desgraciadamente ningún país en la actualidad.

TURISMO RESPONSABLE

Sri Lanka es uno de los pocos países asiáticos donde se puede ver una gran variedad de fauna en libertad en parques y Reservas, por lo que se pueden realizar safari, que están creciendo en número, lo cual es positivo porque permitirá más ingreso para el cuidado de estos animales y su ecosistema, pero también implica riesgo y hay que tener en cuenta que es importante tomar consciencia de realizar este turismo de manera responsable, para no alterar el entorno y los hábitos de los animales.

Respetando en primer lugar a los propios animales, por nuestra  seguridad y para colaborar en la pervivencia de las distintas especies sin alterar su forma de vida. No dar comida a los animales. Habituar a los animales a los humanos les puede hacer dependientes, vulnerables o peligrosos. Alterando sus patrones de comportamiento individual, crear dependencia y provocar agresiones hacia las personas u otros animales. No provocar a los animales intentando atraer su atención gritando, o con ruidos y movimientos exagerados. Lo que puede estresarlos, asustarlos, e incluso pueden interpretarlo como una amenaza e incluso atacar. Evita el contacto visual con los animales, para algunos puede significar una amenaza.

Respetando los ecosistemas, no ensuciar la naturaleza, y llevarnos con nosotros cualquier basura generada, la basura humana no suele ser reciclable y puede ser un potencial peligro para los animales que llegan a ingerirlo.

Participando en actividades turísticas con empresas de filosofía responsable, que fomenten este respeto por los ecosistemas y la protección de los hábitats, que ayudan a la financiación de proyectos de conservación.

A menudo las tasas o cuotas de entrada a los parques naturales nos parecen abusivas pero ellas permiten la conservación y la creación de empleo para poblaciones locales (Rangers y vigilantes de las reservas). La propia existencia de safaris y actividades de avistamiento respetuosas suponen un incentivo económico para la conservación y educación acerca de la fauna salvaje, sus amenazas y la necesidad de protegerla. Y al mismo tiempo supone una enseñanza a las propias colaboraciones locales que ven en el turismo una forma de ingreso alternativa al tráfico de animales o la caza furtiva.

Existen operadores cuyos viajes nos respetan los códigos de conducta acosando a los animales en exceso, lo cual puede causarles un estrés innecesario, a riesgo de alterar sus comportamientos (sociales, de caza, de huida, de alimentación, de cría o de descanso).

Denunciando malas prácticas de empresas u otros viajeros, e informándonos a la vuelta si estas malas prácticas llegaras a verlas de nuestros propios colaboradores.